Diciembre: reflexiones traductoras antes del 2017

Diciembre y sus 31 oportunidades.

Algunos dicen que “ha pasado volando”, otros que “se les ha hecho demasiado largo”, la cuestión es que el año 2016 se acaba y el mes de diciembre ya está aquí. La magia navideña impregna las calles de todas las ciudades del mundo, invitándonos a abrir la puerta a uno de los meses más emotivos del año.

Diciembre nos invita a hacer un balance de nuestra vida, ofreciéndonos 31 oportunidades para plantear nuestro futuro antes de llegar al 2017.

Así que, para que no nos pille de sorpresa el nuevo año, pongámonos manos a la obra.

Grunge rubber stamp with the word December in different languages written inside the stamp, vector illustration

En función de la situación “traductora” en la que os encontréis, vuestros planteamientos podrán ser diferentes. Os invito a que analicemos cada una de ellas para, en la medida de lo posible, poder ayudaros a orientar vuestro futuro:

Propuestas para el 2017

– ¿Acabas de entrar en la universidad? Tendrás las emociones y los miedos típicos por los que hemos pasado todos. La duda de si has elegido la carrera correcta. Las ganas de disfrutar de las primeras vacaciones de Navidad como universitario. La incertidumbre de lo que te deparará en los próximos cursos.

Mi recomendación: ¡Disfruta al  máximo este periodo, porque es uno de los más bonitos de tu vida!

Si acabas de empezar el Grado de Traducción, te aconsejo que, para el año 2017, te plantees reforzar todo lo que puedas tus dos lenguas principales (mediante cursos, conversaciones con nativos, estancias en el extranjero). Te será de gran utilidad para los próximos cursos y para tu futuro profesional.

-¿Estás en tu segundo o tercer año de carrera? Has pasado el primer obstáculo y estás en la “flor” de la vida universitaria. Pero, ¡cuidado, no te confíes!

Mi recomendación: Aprovecha bien el tiempo, no te dejes llevar por la emoción y piensa bien cada decisión.

Estos años son clave: tendrás que empezar a enfocar tu rama de especialización traductora y, por supuesto, cuáles quieres que sean tus principales lenguas de trabajo. Si te ves perdido, pide consejo a tus profesores o a traductores profesionales (podéis consultarme siempre que queráis).

-¿Eres recién licenciado? Sí, estás totalmente perdido, sin saber qué hacer, sin trabajo, sin destino. No te desesperes, todo se soluciona.

Mi recomendación: No cierres nunca los ojos, mira de frente las adversidades.

Si te encuentras en esta situación, dedica este mes de diciembre a organizar tu vida y diseñar un objetivo claro para el año 2017. “Si estás sentado en una silla, no te van a pasar cosas”. Así que hay que moverse…y mucho. El trabajo no solo se encuentra enviando CV o emails a agencias de traducción. Tu puesto de trabajo puede estar esperándote donde menos te lo esperes. Por eso, no pierdas ninguna oportunidad que se te presente. Viaja al extranjero y perfecciona tu idioma. No tengas miedo a trabajar de otra profesión que no sea la tuya pero siempre que estés cualificado para ella. Asiste a congresos, jornadas y todo tipo de eventos relacionados con la traducción y la interpretación. No sabes dónde puedes encontrar a un cliente potencial.

– Por último, ¿eres traductor o intérprete profesional?

Mi recomendación: Reinventarse o morir

Nuestra profesión nos obliga a estar constantemente actualizados e informados, contar con conocimientos actualizados sobre nuestra rama de especialización, conocer todas las herramientas, recursos y software de traducción. Por tanto, independientemente de que creamos que hemos alcanzando nuestro objetivo, nunca debemos quedarnos estancados. Tenemos la suerte de contar con una profesión que nos permite progresar, avanzar, incluso aprender y formarnos en nuevas especialidades. Contamos con un amplio abanico de posibilidades a nuestro alcance, no las desaprovechemos.

Y mi último consejo:

dav
dav

 

 

 

 

Sobre Gisella Policastro 14 Artículos
Traductora e intérprete jurídica y técnica de EN-IT-FR en CBLingua Cádiz y Sevilla (ocasionalmente). Lectora empedernida, amante del verbo "viajar", melómana y apasionada de mi trabajo.

Sé el primero en comentar

¡Déjanos tu comentario!