Hype, hashtag, spam… ¡necesito un traductor, por favor!

Si parecía que el hype creado en torno a Pokemon GO se había desinflado,  Maroon 5 llega con su nuevo single parodiando este fenómeno en su videoclip. 

 

Queramos o no el inglés se ha colado en nuestras vidas…y ha venido para quedarse. España es uno de los países que más ha tardado en unirse a la globalización. Sin embargo, poco a poco los anglicismos se han instalado en nuestro lenguaje cotidiano.

Cada día se incorporan a nuestro vocabulario nuevas acepciones en inglés. Tan alto es el ritmo, que no da tiempo a encontrar una traducción literal que recoja el significado real expresado en la lengua original.  El mundo de hoy es inmediato. La rapidez está a la orden del día y la información corre a la velocidad de la luz. En este contexto, la lengua, como principal medio de comunicación, no puede quedarse atrás. Aunque ello implique que la lingua franca prevalezca sobre nuestra lengua materna.

Casi sin darnos cuenta, utilizamos diariamente préstamos lingüísticos del inglés sin equivalencia al español. Desde el mundo de las redes sociales, la tecnología, el cine, la música o la moda… el inglés se posiciona en todos los campos con el primer puesto.

Os invito a que hagamos un breve recorrido por los ámbitos en los que la presencia de términos en inglés ha relegado a un segundo puesto a la lengua española. En muchas ocasiones dejándola incluso en “fuera de juego”.

Redes sociales

El universo de las redes sociales está plagado de anglicismos. El lenguaje de Twitter, en especial, utiliza una gran variedad de expresiones en inglés, como  Trendingtopic, Hashtag, Timeline (aunque para este último, según la Fundéu, es recomendable utilizar “etiqueta”). A raíz de ello, se han adaptado a la gramática española algunos verbos y sustantivos como “tuitear“, “tuiteo” o “retuit“.

Existen también otros vocablos del lenguaje tuitero como “followers“, “follow” o “unfollow“, pero que sí cuentan con su traducción al español: “seguidor”, “seguir” o “dejar de seguir”, respectivamente.

Nuevas tecnologías

En este apartado, existen innumerables casos que podríamos tomar como ejemplo. Intentaré ser lo más escueta posible y mencionar los más populares:

  • La aplicación de mensajería instantánea Whatsapp ha generado el uso de palabras adaptadas al español como “wasapear” o “wasap“. Curiosamente, la adaptación al español de términos procedentes del inglés sigue las reglas de la Ortografía española. Por tanto, son admisibles también las adaptaciones guasap, plural guasaps, y guasapear.
  • Otro ejemplo lo encontramos en este mismo espacio. El término blog y todos sus derivados y asociados: blogger, blogosfera, post o postear (estos últimos sí tendrían su equivalente en español, que sería “artículo/entrada/publicación” y “publicar un artículo/una entrada/una publicación”, respectivamente).
  • El término hype, mencionado al inicio del post, tiene múltiples aplicaciones según el contexto (comercial, musical, videojuegos…) y consiste en la excesiva publicidad de un producto o la estrategia de marketing destinada a enfatizar un producto hasta crear la necesidad de consumirlo.  El hype se genera y se transmite mediante la publicidad, llegando hasta un nivel “exagerado”.
  • ¿Quién no tiene una tablet, un smartphone o ha utilizado la phablet de su amigo? Sí, los neologismos ingleses también lideran el sector de los dispositivos electrónicos.
  • Damos por concluida esta sección con el término más odiado: el spam. Utilizamos esta palabra para denominar a los correos electrónicos no deseados o correos basura. Lo más curioso es la etimología: la palabra en inglés significa “carne de cerdo picada con especias” y fue adoptada a raíz de un caso de un cliente que, estando en un restaurante, se ve forzado a tomar “spam” de forma obligada en cualquier plato que escogía.

Música

Cierro esta lista al igual que la empecé: con un toque musical. Este ámbito también cumple las expectativas con creces. Single, videoclip (aunque en inglés el término utilizado es music video), lyrics, BSO… la música cuenta con una amplia presencia de vocablos anglosajones, por ser los países de habla inglesa los pioneros en muchas tendencias musicales.

Esta lista podría ser interminable e infinita, porque la presencia de neologismos ingleses es cada  vez mayor. Así que, si queréis añadir algún otro anglicismo que os resulte interesante, no dudéis en compartirlo a través de vuestros comentarios.

¡Os deseo un  feliz fin de semana a todos!

Sobre Gisella Policastro 9 Artículos
Traductora e intérprete jurídica y técnica de EN-IT-FR en CBLingua Cádiz y Sevilla (ocasionalmente). Lectora empedernida, amante del verbo "viajar", melómana y apasionada de mi trabajo.

¡Déjanos tu comentario!