La traducción agroalimentaria: un mundo por conocer

La traducción agroalimentaria: un mundo por conocer.

Hace unas semanas he presentado mi tesis doctoral. Versa sobre una rama traductora sobre la que apenas se ha investigado hasta el momento: la traducción agroalimentaria.

¿Qué es la traducción agroalimentaria?

Se enmarca dentro del sector de la industria alimentaria y engloba diversas áreas. El comercio y el mercado, el transporte, el envasado y la distribución de los productos o la alimentación y nutrición son algunas de ellas.

El sector agroalimentario representa en el contexto actual uno de los sectores económicos más importantes para el ser humano. Se caracteriza por su enorme aplicación en diversos ámbitos de la actividad humana: social, sanitario, económico, publicitario, turístico y medio ambiental. A raíz del impulso de las relaciones internacionales, las empresas agroalimentarias han incrementado la demanda de traducciones para satisfacer sus necesidades.

La traducción agroalimentaria

La economía agroalimentaria precisa de la traducción en su gestión diaria. El objetivo es poder ofrecer sus productos dentro de los mercados internacionales, favorecer la captación de clientes a nivel mundial, promocionar sus productos fuera de sus fronteras y consolidar la imagen y la marca comercial.

La labor de los profesionales traductores especializados en textos alimentarios es muy variada. La industria alimentaria genera una enorme variedad de textos que, generalmente, se redactan en la lengua origen de país de origen, donde se manufactura y comercializa el producto en cuestión.

¿Qué tipo de textos alimentarios se traducen?

La actividad agroalimentaria se caracteriza por estar relacionada con diversas disciplinas que abarcan una amplia gama de relaciones intercomunicativas. Los tipos de documentos que generan y que son objeto de traducción son:

  • Documentación científico-técnica: suele englobar patentes y artículos divulgativos, así como estudios sobre nutrición y dietética.
  • Documentación de tipo mercantil, de transporte, de seguros.
  • Normativa y legislación alimentaria.
  • Documentación relacionada con el turismo, la restauración y la hostelería.
  • Documentación de tipo publicitaria y empresarial.

Dentro de los documentos agroalimentarios, encontramos un tipo de texto muy particular: las etiquetas. Por ser la temática objeto de mi trabajo de investigación, me gustaría compartir con vosotros las particularidades de microtexto que, por muy pequeño que parezca, genera muchos quebraderos de cabeza a los traductores.

Las etiquetas ofrecen información a los usuarios que le ayudan a tomar decisiones de compra o decisiones saludables a la hora de comprar un producto. Ante la creciente preocupación de los consumidores sobre el cuidado de su cuerpo y los efectos sanitarios de los alimentos que consume, la etiqueta se convierte en su herramienta clave. Sobre todo, ante la enorme variedad de marcas y tipos de productos a nuestro alcance. El usuario lo tiene cada vez más difícil para elegir cuál es el producto que más satisface sus intereses y le aporta más beneficios saludables. Por tanto, la etiqueta se convierte en una pieza de comunicación e información entre la empresa y el consumidor.

En las próximas entradas profundizaré en la traducción de etiquetas y los aspectos que el traductor deberá tener en cuenta en este tipo de proyectos.

Por último, antes de finalizar, os dejo una imagen que os puede ayudar a interpretar correctamente la información de las etiquetas que diariamente podéis encontrar en cualquier producto alimentario.

La traducción agroalimentaria

Sobre Gisella Policastro 15 Artículos
Traductora e intérprete jurídica y técnica de EN-IT-FR en CBLingua Cádiz y Sevilla (ocasionalmente). Lectora empedernida, amante del verbo "viajar", melómana y apasionada de mi trabajo.

Sé el primero en comentar

¡Déjanos tu comentario!