Los bebés y el lenguaje

Los bebés y el lenguaje.

Todos sabemos que los niños son esponjitas que no paran de aprehender cada día nuevos conocimientos. Entre ellos, los idiomas.

Existen períodos clave en el desarrollo del habla y el lenguaje de los bebés y los niños pequeños. En estos períodos clave el cerebro está más capacitado para absorber el lenguaje. Si se dejan pasar estos períodos y no se expone al niño al lenguaje, será más difícil que el niño lo aprenda en el futuro.

Aun cuando el bebé está en el vientre materno, hay estudios que demuestran que la exposición a un idioma en concreto (o más bien una tonalidad) durante la gestación predisponen a este bebé a tener una mayor facilidad en aprender ese idioma en el futuro.

Los bebés y el lenguaje

Según científicos del Instituto Neurológico de Montreal (Neuro) y el Departamento de Psicología de la Universidad de McGill consideran que el cerebro de los bebés reconoce el idioma materno. Aunque deje de oírlo durante años.

En un estudio hallaron que todas las niñas que habían estado expuestas al chino en su infancia, continuaran o no hablando esta lengua, mostraban activación del hemisferio cerebral izquierdo, donde se procesa el lenguaje. En cambio, esta región no se activaba en las niñas que sólo habían estado expuestas al francés.

Es decir, el cerebro sigue respondiendo al idioma que escuchó en los primeros años, e incluso meses de vida. Aunque luego se haya olvidado. Se conservan las rutas de procesamiento de ese idioma por lo que sería más fácil aprenderlo, incluso de adultos.

¿Por qué la voz de la madre, o una canción, calman al bebé cuando este ya ha nacido? Pues porque a partir del 3 mes de gestación aproximadamente ya está escuchando todo lo que ocurre a su alrededor y más adelante reconoce estos sonidos, tonalidades, voces, etc.

Los bebés y el lenguaje

Aprendizaje del lenguaje.

Los niños son como lienzos en blanco, dispuestos a retener y aprender todo aquello que se les ponga delante.

El bebé muestra las primeras señales de comunicación cuando aprende que con el llanto logra obtener alimento, consuelo y compañía, por ejemplo.

A partir del cuarto mes de vida es capaz de imitar aspectos verbales y gestuales de los adultos que están con él. También es capaz de comprender mejor lo que ocurre en su entorno. Es a partir del sexto mes cuando ya empieza a reconocer palabras como “papá”, “mamá”,” agua”, etc.

Hablando de agua, os voy a contar una pequeña anécdota personal. Yo de pequeña (y me imagino que mucha gente) me refería al agua como “maa”. Me lo dijo mi madre cuando en mi primer año estudiando árabe, estaba en casa repasando vocabulario y le dije a mi madre que “agua” en árabe se decía “maa”. ¿Coincidencia? No lo creo. Los árabes trajeron a nuestro país muchas cosas buenas: agricultura, conocimientos y vocabulario que aún permanece en el español de hoy en día.

Los bebés y el lenguaje

A mí personalmente, me parece un tema fascinante y del que queda aún mucho por descubrir. Pero algo que tengo claro, es que seguiré hablando en varios idiomas a los niños pequeños de mi familia. Porque en un futuro lo agradecerán, estoy segura.

Sobre CBLingua Traductores e Intérpretes Jurados 14 Artículos
CBLingua - Traductores e Intérpretes Jurados, es un Grupo de Agencias de Traducción con más de diez años de experiencia y con agencias por todo el territorio nacional. Gracias a la calidad de sus servicios y sus precios competentes se ha establecido como empresa líder nacional en traducción.

Sé el primero en comentar

¡Déjanos tu comentario!