Los entresijos de la gestión de proyectos en CBLingua

Los entresijos de la gestión de proyectos en CBLingua

Como Gestora de Proyectos, hoy quiero compartir con vosotros algunos entresijos de la estructura interna de nuestros proyectos de traducción, que constituyen la clave de nuestro éxito.

Para la correcta ejecución de un proyecto de traducción es fundamental contar con un esquema organizativo, donde queden claramente definidas las fases, las tareas a abordar y las personas o departamentos responsables de que se cumplan los objetivos determinados en cada fase. A continuación, muestro el diagrama que recoge la organización de nuestros proyectos:

1. Solicitud del proyecto

El primer paso es analizar la viabilidad del proyecto, tanto desde un punto de vista técnico como de costes. Los tres parámetros fundamentales para determinar dicha viabilidad son:

  • aspectos lingüísticos (tipología textual, combinación lingüística, especialidad);
  • aspectos técnicos (tipo de formato);
  • plazo de entrega (que depende, de las exigencias del cliente y del número de palabras, tipología textual y formato).
2. Gestión del proyecto

En CBLingua, contamos con un software de gestión empresarial que permite un seguimiento del estado del proyecto. También registra toda la información relacionada con el mismo que nos permite tramitar las tareas de gestión de una forma más eficiente y dinámica.

En mis funciones como jefa del Departamento de Traducción, asigno los proyectos en función de los siguientes criterios:

  • Tipología textual.
  • Especialidad del texto.
  • Combinación lingüística.
3. Ejecución del proyecto

El proceso traducción propiamente dicho constituye una de las fases de mayor relevancia, por tratarse del punto neurálgico de la ejecución del proyecto. Esta fase se subdivide a su vez en otras subfases que pueden clasificarse del siguiente modo:

  • Preproducción o pretraducción. En esta fase, tiene lugar un proceso de lectura profunda, valoración de la caracterización del texto original análisis de dificultades y, una de las tareas más significativas, la documentación. De igual modo, en esta subfase, el traductor debe seleccionar cuáles serán las herramientas y recursos de traducción que utilizará.

  • Producción o traducción propiamente dicha. El traductor procede a realizar la traducción de la documentación solicitada, en base a los resultados alcanzados en la fase de preproducción.

  • Postproducción o postraducción. Para garantizar un proyecto final adecuado, el traductor ejecutor revisa su propia traducción y el gestor supervisa el resultado final del mismo, antes de pasar a la siguiente fase.

4. Proceso de maquetación

En los proyectos en los que sea necesaria la labor de maquetación profesional, contamos con traductores expertos en esta tarea, así como informáticos que cuentan con softwares especializados, que se encargan de realizar la maquetación de las traducciones que así lo requieran.

5. Revisión final

Junto con la fase de ejecución del proyecto, este apartado es de extrema delicadeza e importancia e intervienen varias personas. Antes de entregar cualquier proyecto, deben revisarse los siguientes aspectos fundamentales:

  • Cumplimiento de las especificaciones.
  • Revisiones ortográficas, gramaticales y de estilo.
  • Revisión de la consistencia textual y terminológica.
  • Revisión final del formato.
6. Control de calidad

La calidad de un servicio o de un producto ofertado es la meta máxima de toda empresa.

En CBLingua garantizamos la calidad de nuestros proyectos mediante el diseño de flujos de trabajo convenientes, metodologías y técnicas de revisión y control de las diferentes fases del proceso traductor.

A tal efecto, detallo a continuación los puntos cardinales que forjan nuestro proceso de control de traducción efectivo:

  • Definir un método de revisión estándar (que cumpla con las exigencias antes definidas)
  • Determinar los indicadores de calidad
  • Selección de los recursos técnicos y humanos de control y aseguramiento de la calidad (proceso y producto)
  • Gestión efectiva de conflictos mediante la asignación de una persona concreta responsable de la solución de los mismos

Todos los que formamos parte del equipo de CBLingua somos plenamente conscientes de que un proyecto de traducción, sea de la índole que sea, jamás puede entregarse al usuario final sin haber pasado por la supervisión definitiva ni haber superado el control de calidad estipulado para el mismo.

Sobre Gisella Policastro 18 Artículos

Traductora e intérprete jurídica y técnica de EN-IT-FR en CBLingua Cádiz y Sevilla (ocasionalmente).
Lectora empedernida, amante del verbo “viajar”, melómana y apasionada de mi trabajo.

Sé el primero en comentar

¡Déjanos tu comentario!