Málaga: 1ª Parte

Málaga: 1ª Parte.

Cuando somos pequeños, con nuestro comportamiento y aficiones damos pistas de lo que podríamos llegar a ser en el futuro. En mi caso, por ejemplo, desde muy pequeña me interesó el mundo de los idiomas. Me encantaba ver películas en inglés, escuchar canciones en otros idiomas y, además, buscaba las letras de las canciones y con un diccionario me dedicaba a intentar traducirlas.

Una característica típica en una persona a la que le interesan los idiomas es la necesidad de viajar. Cuando te gusta un idioma, normalmente, no solamente quieres aprender todo lo posible sobre ese idioma, sino también sobre su cultura. Seguramente sea por este motivo por el que siempre tengo la necesidad de viajar y conocer nuevos rincones del mundo.

España, Francia, Italia y Estados Unidos son los lugares en los que hasta ahora he vivido, que son parte de mí y que han ayudado a que me forme como persona y como profesional dentro del mundo de los idiomas.

Teniendo en cuenta mi facilidad para hacer la maleta, me considero afortunada por poder trabajar en una empresa de traducción con diferentes oficinas en España y en la que el cambio de una a otra puede ser una opción.

Fueron varias las ciudades que bajaré antes de tomar mi decisión. Tanto Sevilla como Barcelona y Madrid eran grandes opciones, con un sinfín de características que me llamaban la atención. Sin embargo, una me tentaba más que las demás: Málaga.

¿Por qué Málaga?

Málaga es una ciudad en la que no faltan el sol, los espetos, los museos y, por supuesto, los extranjeros, que a menudo se trasladan a esta ciudad buscando mejorar su calidad de vida. Este fue uno de los principales factores que me motivó a solicitar mi traslado a Málaga, el poder llegar a todas esas personas que por un motivo u otro se ven envueltas entre dos culturas, dos lenguas, y necesitan diferentes servicios de traducción e interpretación.

La ciudad de Málaga cuenta con un gran aeropuerto (que en la actualidad ocupa el cuarto lugar en cuanto a volumen de tráfico entre los aeropuertos de España); la facultad de Traducción e Interpretación; diferentes despachos de abogados especializados en derecho internacional; notarías; estudios de arquitectura; inmobiliarias y un largo etcétera de negocios relacionados con el turismo y la inmigración.

Por todos estos motivos, tomé la decisión de trasladarme a Málaga. Muchas eran las incógnitas al comenzar a plantear este nuevo traslado: ¿en qué zona buscar oficina?, ¿cómo lograr llegar al mayor número de personas posible en una nueva ciudad?, ¿qué medios utilizar para darnos a conocer?

Poco a poco llegan las respuestas. La primera en llegar será la ubicación de la nueva oficina de CBLingua en Málaga, que espero poder compartir muy pronto. Hasta entonces, ¡hagan sus apuestas!

Sobre Ester Vargas 28 Artículos

Traductora-Intérprete Jurada EN>ES, ES>EN, CBLingua Cádiz. Amante de los viajes, los animales y la traducción.

Sé el primero en comentar

¡Déjanos tu comentario!