¡A trabajar!: Trucos para redactar un currículum profesional

Bienvenidos a mi blog y feliz lunes a todos. Siguiendo la línea de mis artículos, me gustaría seguir hablando sobre mis experiencias para intentar ayudar a todos aquellos que, tras graduarse, se sintieron algo perdidos. Tras muchas horas de clases, muchas noches traduciendo y muchos nervios antes de colocarme los cascos en la clase de interpretación, llegó el momento de salir de la facultad.

Con este artículo, quiero intentar dar algunos consejos sobre cómo redactar el currículum o, por acortar, “cv”. Me parece un tema bastante importante y pensé que sería útil escribir un artículo al respecto.

Bueno, en primer lugar apuntar que los consejos de este artículo se centran en los cv españoles. Pero… ¿cómo que españoles? Pues sí, hay diferentes tipos de cv según el país al que vayamos a enviarlo, pero hoy prefiero centrarme en los de España.

Puede que contemos con mucha experiencia profesional, estudios, cursos, voluntariado, pero el cómo presentemos toda esa información puede hacer que logremos llegar a la entrevista de trabajo o no.

Algunos consejos para nuestro CV:

La fotografía

Aunque a algunos pueda parecerle obvio, tras ver varios cv, tengo que confesar que me han sorprendido algunas fotografías que he visto. Tenemos que ser conscientes de que lo primero que se ve en nuestro cv es la fotografía. En ella debemos intentar parecer lo más profesionales posible. Nada de fotos de hace 10 años, fotos poniendo muecas o fotos desde el salón de casa con nuestro perro; el cv es un documento serio y, si nosotros también queremos parecerlo, tenemos que cuidar los detalles.

La información personal

De nada le sirve a la persona que nos va a entrevistar saber que nacimos en un pueblo de Cádiz; lo realmente útil es indicar dónde residimos en el momento en el que solicitamos un puesto de trabajo. Si la vacante está en Madrid, el candidato reside en Madrid, pero en la información personal indica “Arcos de la Frontera”, es probable que la persona encargada de la contratación deseche nuestro cv por no residir en la ciudad que se indica en la oferta.

Exceso de información

Este es un punto al que debemos prestar especial atención. Hoy en día existen muchísimos cursos interesantes y es más que recomendable cursar más de uno. Sin embargo, no todos son importantes según qué puesto de trabajo deseemos lograr. Si, por ejemplo, queremos ser traductores, el hecho de que el candidato tenga 10 cursos sobre la docencia de español para extranjeros no se consideraría importante. De hecho, esto puede ser incluso contraproducente ya que, por un lado, la persona que lee el cv se puede aburrir de leer tanta información y, por otro, podemos hacerle ver que nuestro perfil no se ajusta a la oferta.

Saber sacarle partido a nuestra experiencia

En ocasiones, aunque hayamos realizado trabajos que, en principio no tengan que ver con el trabajo que queremos lograr, podemos sacarle partido a lo aprendido. Quizá quede más claro con un ejemplo: una persona quiere solicitar un puesto como traductor/a y su anterior empleo era de recepcionista. Quizá nos parezca que no tienen mucho que ver, pero si miramos más a fondo veremos cualidades que son necesarias en el mundo de la traducción y la interpretación. Como recepcionista, estoy segura de que la persona haría uso diario de diferentes idiomas… ¡indica cuáles! Asimismo, trabajaba a diario de cara al público. Esto puede ser muy útil para cuando, como traductores, tengamos que hablar con los clientes. Por último, un recepcionista suele encargarse de más de una labor. Esto puede marcarse o hacerse notar en el cv indicando la “multidisciplinariedad”.

Los idiomas

Hoy en día parece ser que todo el mundo tiene un B1 de todo. Si bien es cierto que queda muy bonito indicar que sabemos hablar 5 idiomas en nuestro cv, no va a quedar igual de bonito cuando nos presentemos a la entrevista, nos hablen en alguno de esos idiomas y no sepamos ni qué nos están diciendo ni mucho menos cómo responder. Todos queremos intentar “inflar” nuestra experiencia y conocimientos en el cv, pero yo recomendaría hacerlo siempre “con cabeza”.

El diseño

Intentemos ponernos en el lugar de una persona que ve 100 cv al día… Si viésemos 70 cv en blanco y negro, con los mismos diseños, mismo formato ¿no creéis que le llamaría más la atención un cv diferente? Son muchas las herramientas que podemos encontrar en internet para crear cv. A continuación os dejo algunas páginas para crear cv con diseños muy llamativos e incluso cv interactivos:

Pues una vez más, espero haberos ayudado con estos consejos. Muchas gracias por leer mi artículo y… ¡hasta la próxima!

Sobre Ester Vargas 13 Artículos
Traductora-Intérprete Jurada EN>ES, ES>EN, CBLingua Cádiz. Amante de los viajes, los animales y la traducción.

Sé el primero en comentar

¡Déjanos tu comentario!