Togas y birretes

 

“No hay viento favorable para el barco que no sabe adónde va.”

Séneca

Pasas tus últimos dos años de instituto esperando que llegue el gran momento de ser universitario y cuando te das cuenta… ¡BOOM, ya estás en tu penúltimo año de carrera!

No sé cómo fue para la mayoría de vosotros pero, para mí, la época de estudiante universitaria fue como esos fines de semana que estás deseando que lleguen y cuando te quieres dar cuenta ya es domingo por la noche y estás poniendo la alarma para el madrugón del lunes. Sí, puede que el tiempo parezca pasar rápido, pero en realidad la carrera de para mucho. En este artículo, daré mi opinión sobre el momento de especializarse y de calentar motores para lanzarse al mercado laboral.

Erasmus

En primer lespecialidadugar, me gustaría comentar un aspecto que me parece fundamental: la beca ERASMUS. ¿Es obligatorio irse de ERASMUS si estudias Traducción e Interpretación? Yo quizá no diría obligatorio pero sí altamente recomendable. Al estudiar esta carrera nos encontramos con que, aparte de aprender un idioma, funcionamos como puente entre algo aún más complejo: la cultura. Hay diferentes formas de alimentarnos de la cultura de otros países como viajar con frecuencia, leer, ver documentales, tener amigos de otros puntos del mundo, etc. Sin embargo, tratándose de una carrera tan práctica como lo es esta, considero que quizá lo más recomendable sea lanzarse a la piscina y aprender desde dentro.

Puede que los planes de estudio sean un quebradero de cabeza y puede que las despedidas en los aeropuertos sean duras, pero, en mi caso, las amistades que hice durante ese año y todo lo que aprendí, lo compensa con creces.

Elegir especialidad

En segundo lugar, otro punto importante en nuestros estudios es la elección de las asignaturas específicas. Lo bueno o lo malo de esta carrera es que en los primeros años se hace un poco de todo para, posteriormente, proceder a la elección de la especialidad.especialidad

Mi consejo es que, aunque al principio una asignatura os parezca terrorífica, os dejéis llevar e intentéis aprender y disfrutar. Cuando leí “Traducción Jurídico-Económica” quise salir corriendo. Sin embargo, si hoy me estáis leyendo, es que no salió tan mal aquello.  Probad todas y aunque alguna os cueste más, si de verdad os gusta, id a por ella.

Por último, pero no por ello menos importante, llega el momento de hablar de las prácticas. Personalmente, considero que realizar prácticas profesionales es una gran oportunidad para empezar a tomar contacto con el mundo laboral. Personalmente, creo que por mucha teoría que nos enseñen y libros que nos leamos, no hay nada como la práctica.

Hay muchas ofertas para realizar prácticas. Las Universidades tienen convenio con distintas empresas y podremos buscar las que más se ajusten a nuestros gustos y necesidades. Hay numerosas becas y convenios universitarios que ofertan prácticas tanto en España como en el extranjero. A continuación, una pequeña lista de las páginas que más consultaba para buscar prácticas durante mis últimos años de carrera:

Además, consultaba las listas de distribución de mi Universidad y las páginas web de diferentes empresas privadas  (como por ejemplo, CBLingua).

Pues hasta aquí mi artículo. Espero haberos guiado y ayudado. ¡Hasta la próxima!

Sobre Ester Vargas 17 Artículos
Traductora-Intérprete Jurada EN>ES, ES>EN, CBLingua Cádiz. Amante de los viajes, los animales y la traducción.

¡Déjanos tu comentario!