UGR, UCA, UMA, UCM… ¿U qué?

“No  podemos volver atrás, por eso cuesta elegir. Mientras no elijas, todo sigue siendo posible.”

Las vidas posibles de Mr. Nobody

En mi artículo de hoy vamos a subirnos a la máquina del tiempo. Vamos a recordar uno de los momentos más decisivos de mi vida: la preinscripción en la universidad.

Y yo que pensaba que la elección entre el Bachillerato de Humanidades o el de Ciencias era difícil, ahora llegaba un momento bastante más complicado. ¿Quiero ir a la Universidad? Y si es así, ¿qué quiero estudiar?

Muchos son los estudiantes que tienen claro desde pequeños lo que quieren hacer. Algunos quieren ser astronautas, otros pilotos, futbolistas, cantantes… y todo eso es posible. Sin embargo, siendo más realistas y llegados los 18, llega el momento de realmente encaminar nuestro futuro profesional.

Eligiendo carrera

En mi caso, tengo que reconocer que desde muy pequeña tenía claro que lo mío eran los idiomas. Lo complicado para mí fue perfilar del todo esa idea.

Ya que soy de Jerez, una de las visitas universitarias que realicé fue a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cádiz. Allí me presentaron el plan de estudios y me explicaron en qué consistía la por aquel entonces era la Licenciatura en Filología Inglesa.

Aunque muchas de las asignaturas me parecieron muy interesantes, notaba que el perfil de los estudios y las salidas profesionales no encajaban del todo con lo que yo quería hacer. Quizá se podría decir que los estudios de Filología son algo más teóricos y yo quería algo más práctico. Fue entonces cuando me di cuenta de que más que la lengua o la literatura inglesa, a mí siempre me había gustado traducir las letras de las canciones, corregir los subtítulos en las películas (muy sufrido por quien me acompañara al cine) y ser la que hablase por todos cuando mi familia y yo viajábamos al extranjero.

Gracias a las charlas con profesores del instituto, con hermanos y hermanas mayores de mis amigos y buscando mucho en Internet, encontré la que fue la puerta a quien soy hoy: la Licenciatura en Traducción e Interpretación.

Eligiendo Universidad

Muchas eran las Universidades que ofrecían estos estudios. Para mí los criterios de elección estaban claros:

  • Reconocimiento de la institución
  • Oferta de idiomas
  • Ubicación (cercanía o lejanía de mi ciudad de origen)

Aunque encontré muchas universidades que llamaron mi atención, decidí optar por realizar la preinscripción en la Universidad de Granada.

Espero que este artículo haya podido ayudar a aquellos que estén ahora en ese momento y que, como yo, tienen una cierta idea de qué les gusta pero necesitan ver qué estudios encajan con sus gustos y preferencias. Os recomiendo que antes de realizar cualquier elección, visitéis las páginas web de las Universidades. En ellas podréis encontrar las diferentes ofertas, planes de estudio, profesorado, etc.

¡Gracias y hasta el próximo artículo!

Sobre Ester Vargas 13 Artículos
Traductora-Intérprete Jurada EN>ES, ES>EN, CBLingua Cádiz. Amante de los viajes, los animales y la traducción.

Sé el primero en comentar

¡Déjanos tu comentario!