Vísteme despacio, que tengo prisa

Vísteme despacio, que tengo prisa.

Estrés: Adaptación gráfica de la voz inglesa stress, «tensión provocada por situaciones agobiantes y que origina reacciones psicosomáticas».

El otro día vino un cliente con las mismas prisas que el simpático conejo de Alicia en el país de las maravillas, libro que recomiendo, por supuesto. Traía un documento bastante grande que necesitaba «para ayer». ¿Qué traductor no ha escuchado esta frase alguna vez?

En ese momento se me encendió la bombilla de la inspiración para hablaros de, digámosle, una adaptación que sufrimos los traductores, entre otros, claro.

En este artículo pretendo enumerar las manifestaciones y fases del estrés, los factores que lo producen y la manera de canalizarlo. Espero que os guste.

Manifestaciones del estrés:

Empecemos, el estrés se manifiesta de tres maneras distintas en nuestro cuerpo:

  • Fisiológica: palpitaciones, taquicardias, sudores y mareos;
  • Cognitiva: sugestión acerca de nuestra manera de percibir las situaciones;
  • Motora: respuestas de acción (enfrentamiento, huida, etc…)

El estrés puede ser beneficioso (si nos permite reaccionar más rápido y alcanzar nuestros objetivos) o perjudicial (si es tan elevado que nos bloquea y nos hace sentir frustrados porque no conseguimos alcanzar nuestros objetivos).

Fases del estrés:

Ahora que estamos estresados, vamos a enfrentarnos a tres fases distintas:

  • Fase de alarma: el organismo segrega adrenalina y nos sentimos con capacidad para todo, quemamos mucha energía, (¿gimnasia «pasiva»?)
  • Fase de resistencia: si la adaptación al estrés es óptima, se desarrollará la tarea, si no… apaga y vámonos.
  • Fase de agotamiento: se pierde la capacidad de maniobra por exceso de presión o gasto energético (al final va a ser mejor ir al gimnasio…)
Soluciones para el estrés:

Lo mejor, intentar frenar la situación estresante (a veces se puede, otras, supone enfrentamientos o no se puede modificar), en ese caso, siempre queda la opción de reducir el estrés con tila (desde mi punto de vista, no funciona, pero cada uno es un mundo), fármacos (¡¡¡con receta y control de un médico!!!), haciendo ejercicio físico: yoga, pilates, correr,…; concentrarse en la respiración también es una ayuda (inspirar poco a poco sintiendo como crecen los pulmones y espirar [cuidado con las X, que nos cambian la vida] igual de despacio, sintiendo como se desinflan los pulmones, y repetir el procedimiento varias veces).

La actitud positiva siempre ayuda a superar el estrés y evitar que se convierta en crónico. Sin embargo, lo más importante es establecerse objetivos factibles para volver a motivarse y funcionar como un reloj.

E, in extremis, si la cosa no prospera, hay dos opciones:

  • Seguir la máxima del bueno de Charles Maurice de Talleyrand:

Lo que no puede ser, no puede ser y, además, es imposible.

Solicitar los servicios del Ministerio del Tiempo… ¿por qué puerta iremos para darle a nuestro cliente la traducción de ayer?

Sobre CBLingua Traductores e Intérpretes Jurados 14 Artículos
CBLingua - Traductores e Intérpretes Jurados, es un Grupo de Agencias de Traducción con más de diez años de experiencia y con agencias por todo el territorio nacional. Gracias a la calidad de sus servicios y sus precios competentes se ha establecido como empresa líder nacional en traducción.

Sé el primero en comentar

¡Déjanos tu comentario!