La interpretación en España

La interpretación en España

La interpretación en España.

Seguramente, la mejor forma de comenzar a redactar un artículo sobre la profesión del intérprete sea explicar en qué consiste. Según la RAE, el intérprete es una «persona que interpreta». Si con esta definición seguimos sin entenderlo, en una segunda acepción indica que el intérprete es aquella «persona que explica a otras, en lengua que entienden, lo dicho en otra que les es desconocida».

En caso de que no haya quedado del todo claro, en esta antigua entrada de mi blog podréis encontrar las diferencias básicas entre un traductor y un intérprete.

El hecho de que a día de hoy a los intérpretes se les siga llamando traductores o se crea que son actores, implica que queda mucho camino por recorrer en el mundo de la interpretación. De hecho, son muchos los clientes que llaman pidiendo un traductor cuando en realidad lo que necesitan es un intérprete.

La interpretación en España

Pero ¿por qué existe este desconocimiento hacia la profesión del intérprete? ¿no es lo suficientemente importante?

La interpretación se utiliza y es necesaria en ámbitos tan importantes como la medicina y el derecho. Sin ir más lejos, en julio de este año, el periódico La Vanguardia publicó un artículo sobre la importancia de los intérpretes en el sistema judicial español. En este enlace podréis leer el artículo completo.

Cuando se solicita un servicio de interpretación en España para un juicio suele ser para la parte del interrogatorio. Es en este momento en el que la participación activa de la persona que no habla español se considera esencial. Sin embargo, cuando termina esta parte, el juicio recupera su ritmo normal. El hablante extranjero queda fuera del interés del resto de asistentes.

Imaginemos que tenemos que ir a juicio en un país extranjero y no entendemos el idioma en que se desarrolla el mismo. Seguramente, el no saber qué está sucediendo crearía en nosotros una sensación de impotencia, desconfianza y también de miedo. Algo muy parecido ocurriría si necesitásemos acudir al médico y no pudiéramos comunicarnos correctamente.

¿Cómo se puede solucionar este problema?

Desde mi punto de vista, la clave está en invertir en los intérpretes en todos los aspectos; desde su formación hasta su contratación. No podemos pretender que una persona que haya estado seis meses en Reino Unido y haya estudiado Turismo (por ejemplo) realice una interpretación con la misma calidad que una persona que haya estudiado Traducción e Interpretación y cuente con una correcta formación y experiencia en este ámbito profesional.

Esperemos que con la internacionalización de los servicios y con la entrada y salida de personas de otros países, nuestro país se adapte a las necesidades que estas personas extranjeras necesiten.

Sobre Ester Vargas 32 Artículos
Traductora-Intérprete Jurada EN>ES, ES>EN, CBLingua Málaga. Amante de los viajes, los animales y la traducción.

Sé el primero en comentar

¡Déjanos tu comentario!